Descubre los diferentes tipos de rejillas electroforjadas y sus aplicaciones

Toni Marín Trillo -

Cuando hablamos de rejilla metálica podemos referirnos tanto a rejilla electroforjada , rejilla prensada o rejilla manual. En esta publicación vamos a dar a conocer los diferentes tipos de rejillas electroforjadas, que se pueden fabricar y sus múltiples aplicaciones en diferentes sectores.

La rejilla electroforjada

La rejilla electroforjada está compuesta por soleras de carga y un elemento separador, que bien puede ser una varilla entregirada o una varilla lisa. El proceso de fabricación de Grupo Relesa se realiza mediante electrosoldadura, como bien indica su nombre, y destaca por el sistema empleado en la unión de las soleras de carga y el separador, consistente en soldadura a fusión sin aportación de material, realizándose uniones solidarias en sus nudos que conforman un solo cuerpo monolítico.

El calor necesario para efectuar la soldadura a la temperatura de fusión, se obtiene mediante energía eléctrica. Esto, unido a la presión ejercida por un electrodo, provoca la penetración del separador dentro de las pletinas portantes, resultando un producto compacto y resistente como conjunto, además de conseguir con ello poder practicar recortes sin peligro a que pueda desarmarse.

Salvo cuando se suministran paneles sin tratamiento para su posterior transformación, el resto de nuestras rejillas electroforjadas se encuentran enmarcadas con soleras en los extremos de las soleras de carga, quedando cerradas por sus cuatro lados. Proceso realizado igualmente mediante electrosoldadura sin aportación de material, salvo que estemos hablando de recortes, en los que el marco de cierre será soldado manualmente o aquellos casos en los que sea necesario soldar manualmente el marco de cierre por el tipo de uso que se le dará a la misma (por ejemplo cuando es para paso de vehículos).

Tipos de rejilla electroforjada

Como se ha descrito al principio, la rejilla electroforjada está compuesta por soleras de carga y elementos separadores, y para fabricar los diferentes tipos, se pueden modificar los siguientes elementos:

Solera de carga: En este elemento de la rejilla se puede cambiar tanto su altura como su espesor. A mayor altura y espesor, mayor será la resistencia de la misma como norma general.

Separador: Este elemento variará su espesor de las mismas dependiendo del material a fabricar y de su uso. A pesar de que éste no se considera a efectos de carga, tiene una importante función, ya que sirve de unión y arriostramiento de las pletinas portantes. Elegir una dimensión óptima del separador es clave ya que aumentar la sección del mismo cuando no sea necesario lo único que le aportará es peso y un incremento de precio. Cuando hablemos de rejilla electrosoldada para decoración (habitualmente vallados) se podrá emplear un separador redondo liso, ya que en este uso no es necesario crear el efecto antideslizante que se consigue con el separador cuadrado entregirado.

Una vez definidos estos dos elementos, el otro cambio que se puede realizar es la configuración de la malla, es decir, la distancia entre las soleras de carga y los separadores. En general, cuando menor sea la distancia entre las soleras de carga, mayor será la carga que soporte la rejilla, no así con los separadores que reducir o aumentar la distancia entre ellos se realizará para cumplir diferentes normativas o aligerar el peso del material para reducir su precio.

Tipos de rejilla según normativas o usos: Materiales comunes

Como se ha mencionado en el anterior párrafo, cuando se requiere cumplir cierta normativa se puede jugar con la apertura de la malla. Pongamos el ejemplo de Francia, cuya normativa de seguridad establece que en las plataformas de rejilla donde por debajo de la misma vayan a transitar personas, la misma debe impedir el paso de objetos de diámetro superior a 20mm (en España son 8mm) y esa normativa no especifica si ese requisito se debe cumplir mediante las portantes o los separadores. Culturalmente, el mercado francés tiene interiorizada la malla 21mm de separación entre las pletinas portantes pero este, sin embargo se puede cumplir su normativa con una malla 34mm entre ejes dejando la distancia de los separadores en 23mm con lo que con una pletina de espesor 2 resultaría una luz libre de 19mm, material que impide el paso de un objeto de 20mm y cumpliría la normativa del país galo.

Otros materiales comunes cuando por ejemplo el uso de la rejilla electroforjada es soportar el paso de vehículos (ya sean automóviles, furgonetas, camiones o carretillas elevadoras) pueden ser los espesores de 4 y 5mm. El uso de uno y otro dependerá del tipo de vehículo y la distancia entre los apoyos dónde sea colocada la rejilla. Cuanto más reducida sea esa distancia, la rejilla podrá tener menor altura y espesor y soportar igualmente la carga del vehículo.

Uso industrial

Probablemente sea uno de los destinos finales que mayor porcentaje representan en el uso de la rejilla electrosoldada en muchas de sus variantes, tanto en pasarelas y plataformas como en escaleras con los escalones de rejilla.

La rejilla es sin lugar a dudas un aliado en la industria y como hemos comentado en otras publicaciones la podemos encontrar en naves industriales, plataformas petrolíferas, fábricas de diferentes productos, minas, etcétera. También se ha escrito ya sobre las ventajas del uso de la rejilla en este tipo de instalaciones.

Vallados

Cuando se trata de cerramientos o incluso barandillas, algunos clientes optan por la rejilla prensada por una cuestión estética, sin embargo, con una rejilla electroforjada también se pueden combinar las mallas para conseguir el resultado deseado por el cliente. Entre las ventajas de este tipo de rejillas, además de la resistencia de las mismas aunque no sea para paso peatonal, también podemos destacar la menor acumulación de suciedad en comparación con la prensada (aunque la limpieza de las rejillas es muy sencilla) , además de conseguir buenos acabados estéticos contando también con la opción de poner el separador con redondo liso en vez de entregirado.

Otros usos

Además de los mencionados anteriormente podemos añadir: estanterías, rejilla para ventilación, sumideros en lavaderos de vehículos o en cocinas, fachadas, falsos techos, guardas, etcétera. El listado de usos es muy amplio y podemos encontrar rejilla electroforjada en lugares insospechados. Dada su multidisciplinariedad, los usos son casi ilimitados debido a las características de este producto y las diferentes opciones para su fabricación.

Desde el Grupo Relesa asesoramos a cada cliente para la elección del producto adecuado, buscando siempre la solución óptima considerando precio, plazo, facilidad de montaje y cumplir los requisitos del cliente.

 

¿Quieres volver a ver el listado de noticias?

Infórmate de otras noticias que tenemos para ti

Ver más noticias
¿Te ayudamos?

¿Te ayudamos?

Queremos formar parte y ser un proveedor activo de tu proyecto. Nuestro personal estará encantado de poder asesorarte para alcanzar todos tus objetivos.